EL PROMOTOR DE LA BÚSQUEDA DE CERVANTES EN ALCÁZAR

El historiador Fernando de Prado en la sede de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote

El historiador Fernando de Prado en la sede de la Sociedad Cervantina del lugar de don Quijote

El historiador Fernando de Prado Pardo-Manuel de Villena, promotor de la búsqueda de los huesos de Miguel de Cervantes en el convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid, visitó Alcázar de San Juan 

La Sociedad Cervantina le ha querido reconocer su labor y piensa que se trata de un auténtico quijote del siglo XXI 

Atendiendo la invitación cursada por la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote y en su objetivo de “Fomentar la lectura de la obra de Cervantes, especialmente del Quijote“, este sábado se ha producido la visita de don Fernando de Prado Pardo-Manuel de Villena, en su actividad denominada “Almuerzos con don Quijote”. Actividad que consiste en que el invitado relata sus experiencias acumuladas con la lectura o estudio del Quijote, o con el conocimiento del autor –como ha sido en este caso-, alrededor de una mesa con platos típicos de la Mancha, la patria de don Quijote.

Don Fernando de Prado es un historiador de 50 años nacido en San Sebastián (un guiputxi, como suele presentarse él ante otros vascos). Es hijo del conde de la Conquista, estando emparentado por parte de padre con Cristóbal Colón (es Prado y Colón de Carvajal), y por parte de madre con el célebre escritor y aristócrata español Don Juan Manuel (del siglo XIII y autor de El Conde Lucanor), ha dedicado buena parte de su vida a estudiar la genealogía y la heráldica española.

Es autor del libro “Cabezas de la nobleza” (Ed. Áltera), y ha sido el promotor de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes. Fue la persona que consiguió implicar a todas las partes en su búsqueda: a las Trinitarias Descalzas, al Obispado, al equipo investigador y al Ayuntamiento de Madrid.

Es el responsable de que el proyecto se llevase a cabo y el autor material de la consecución de los permisos iniciales y de solventar todas las dificultades añadidas que fueron surgiendo a lo largo del camino previo, en definitiva, el auténtico padre del proyecto y la única persona que confió desde el principio en que encontrar los huesos de Miguel de Cervantes era posible y necesario.

En la visita a la Sociedad (en la que estuvo acompañado por su primo Felipe Colón de Carvajal y Osborne) relató su implicación personal (e incluso pecuniaria) en el proyecto.

Nos mencionó también cómo consiguió poner en marcha la lenta maquinaria de las administraciones y logró que todo el equipo funcionase, después de que por su mediación, se habían obtenido todos los permisos y por su gestión se habían despejado los obstáculos e impedimentos que retrasaban el proyecto, cuando por  motivos que no vienen al caso, fue  apartado del mismo negándole así un merecido reconocimiento como verdadero “padre” y artífice de este importante proyecto.

Habló de la excelente labor llevada a cabo por los componentes del equipo y de sus resultados intachables elogiando sus capacidades y reconociendo que su experiencia y preparación están a la altura de los mejores del mundo. Pero también explicó que hasta el momento, la autoría del proyecto y su implicación le ha servido de bien poco, porque además de que no ha obtenido el reconocimiento personal que merecía, encima y como se dice vulgarmente “se ha dejado los pelos en la gatera”, ya que ni siquiera ha recuperado una mínima parte de su patrimonio personal invertido en la búsqueda de Cervantes.

A lo largo de las siete horas y media que duró la visita, Fernando de Prado habló de  su conocimiento de la obra de Cervantes y sobre todo del escritor. Dijo que su genial obra no fue apreciada y valorada más que por unos pocos en el momento de su publicación, y que ni siquiera hoy día se le ha dado el valor que la obra tiene.

A su juicio, la segunda parte supera ampliamente a la primera. Cree que en ella se refleja la inmensa experiencia vital atesorada a lo largo de toda la azarosa vida del escritor y dijo que la obra es de tal impacto que no le caben dudas que para la literatura mundial hay un antes y un después del Quijote.

Cree firmemente que el hallazgo de los huesos de Cervantes va a suponer una importante inyección económica para Madrid, pero no sólo se beneficiará de los ingresos que ello pueda suponer sino que añadirá a la capital de España un atractivo cultural de primer orden, no en vano las búsquedas en Google sobre “Miguel de Cervantes” se han multiplicado por seis y el impacto publicitario de la noticia del hallazgo de los huesos se cifra en 170 millones de euros desde enero de 2014.

Consideró que una vez que la reducción de huesos -entre los que se encuentran los de Miguel de Cervantes- está tan deteriorada (que impedirá probablemente que se puedan practicar pruebas de ADN), lo justo es dejarlos juntos tal como lo han estado estos cuatrocientos años y rendirles homenaje de forma conjunta.

 

En los molinos de Alcázar de San Juan

En los molinos de Alcázar de San Juan

En los molinos de Alcázar de San Juan 

Fernando de Prado y su acompañante Felipe Colón de Carvajal, tuvieron la ocasión de subir al cerro de los molinos contemplando desde allí la vastedad del paisaje y la inmensidad de la llanura manchega, con una luminosidad y claridad espectacular que en días como este, la visibilidad puede alcanzar hasta una distancia cercana a los 90-100 km.

El historiador reconoció que nunca antes había estado en nuestra ciudad –salvo en alguna ocasión en que lo hizo de paso- y que tanto la conversación sobre temas cervantinos como la compañía, le había resultado muy grata alrededor de una comida típica manchega que incluía la bizochá como postre.

El descendiente de Cristóbal Colón ha visto un enorme potencial turístico en Alcázar de San Juan donde confluyen un magnífico paisaje manchego, unas instalaciones museísticas importantes, así como también una cultura cervantina digna de tener en consideración y que recientemente se ha incrementado con la puesta en marcha en la ciudad del Centro de Interpretación Cervantino.

Fernando de Prado elogió sinceramente las actividades de la Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote y aplaudió el objetivo de fomentar la lectura del Quijote así como el de difundir la obra de Miguel de Cervantes y dijo sentirse satisfecho si con su visita puede contribuir a la consecución de ambos objetivos.

Desde esta Sociedad se quiere reconocer la labor de Fernando de Prado, pensando además que se trata de un verdadero Quijote del Siglo XXI.

Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s