Sin categoría

La Sociedad Cervantina de Alcázar participa en el congreso de Lisboa

Lisboa_Cervantina

Alonso M. Cobo Andrés (i) y Jesús Sánchez Sánchez (d), miembros de la Sociedad Cervantina de Alcázar, ponentes en Lisboa

Con el título ​«Cervantes y los mares,  en los 400 años del Persiles», se ha celebrado durante los días 16, 17 y 18 de noviembre de 2017 un congreso internacional en la Faculdade de Ciências Sociais e Humanas
​Universidade Nova de Lisboa

Alcázar de San Juan, 19-11-2017.-  Durante el fin de semana se ha celebrado en Lisboa el congreso internacional “Cervantes y los mares, en los 400 años del Persiles” al que dos miembros de la actual junta directiva de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan asistieron como ponentes, ambos desarrollaron sus ponencias el viernes 17 en la Mesa de Comunicações «Cervantes por outras rotas», moderada por Eduarda Barata.

Alonso M. Cobo Andrés expuso una comunicación titulada “El Duque del Canal de la Mancha”   por  la que relaciona la más que posible vinculación  que pudo tener  Miguel de Cervantes con el Duque de Medina Sidonia.

Por su parte, Jesús Sánchez Sánchez habló sobre el territorio geográfico donde tienen lugar la mayor parte de las aventuras manchegas de don Quijote y Sancho Panza, en una comunicación que tituló “Un territorio real en la ficción cervantina de límites imprecisos y olvidados: la Mancha de Aragón”.

Ambas se siguieron con interés y el hecho de que estuviesen presentes en el congreso de Lisboa habla de la pasión que estos dos miembros de la directiva de la Sociedad, sienten por la vida y la obra de nuestro primer escritor. 

 

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Anuncios

Magnífica acogida de las dos rutas guiadas para conmemorar el bautizo de Cervantes

Tanto en la ruta nocturna del viernes 10, como en la matinal del domingo 12 de noviembre, los asistentes manifestaron quedar gratamente sorprendidos por las curiosidades del itinerario y pudieron comprobar la vinculación de Alcázar de San Juan con Miguel de Cervantes

foto1.jpg

Alcázar de San Juan, 12-11-2017.- En la tarde del viernes 10 (ruta nocturna) como en la mañana del domingo 12 de noviembre y a lo largo de más de dos horas, cerca de 70 personas han realizado dos rutas guiadas “Alcázar de Cervantes” que coordinada por la Sociedad Cervantina alcazareña e incluida en la programación de las IV Jornadas Vino y Bautismo Qervantino (que organiza el Ayuntamiento de Alcázar), han recorrido los lugares emblemáticos de la ciudad que enlazan a Miguel de Cervantes y su obra con Alcázar de San Juan.

Los asistentes se han concentrado en el punto de origen de la ruta, la estatua de Alonso Quijano sentado en el pilón y leyendo, con su gato apoyado en sus libros de caballerías, ubicada en el atrio del Centro de Interpretación del Quijote, desde donde ha comenzado el itinerario a pie.

La primera parada fue el Quijote Cósmico en la Plaza de Palacio donde se encuentra esta escultura que es gemela de la de la ciudad mexicana de Guanajuato, ambas donadas por Eulalio Ferrer, unen de forma indisoluble a las dos ciudades separadas por el océano Atlántico y que recientemente se han hermanado por sus lazos quijotescos y cervantinos.

Posteriormente y en el atrio de Santa María, han conocido todo lo relativo a la partida de bautismo de Miguel de Cervantes Saavedra fechada en 1558 y donde, desde la misma puerta de la iglesia de Santa María, han podido contemplar un paisaje en el cual el torreón del Gran Prior se asemeja considerablemente al dibujo de la letra capitular del primer capítulo del Quijote (en su edición prínceps).

letra e capitular.jpg

Más tarde se detuvieron en la plaza de la de la Rubia del Rosquero (hoy Plaza de Cervantes, donde hay un monolito dedicado al escritor), para conocer el lugar donde se ubicó la casa en la que nació el Miguel bautizado en Alcázar.

Siguió el Museo del Hidalgo donde se interpreta cómo era la vida de un hidalgo del siglo XVI prosiguiendo en la iglesia conventual de San Francisco para conocer cómo el escritor profesó en los últimos días de su vida en la Orden Tercera u orden seglar de esta congregación religiosa, con cuyo sayal fue enterrado en el convento de las Trinitarias de Madrid.

foto2.jpg

Otra parada se hizo en la glorieta de azulejos del Parque Cervantes, que constituyen un patrimonio cultural único en España, en una glorieta formada por cuatro bancos decorados con azulejos que representan escenas del Quijote, con la particularidad de que contienen las aventuras del Quijote (Primera y Segunda Parte de la novela), siendo de las pocas colecciones de España –si no la única- que abarca el Quijote completo desde el inicio hasta el final. El número total de azulejos es de 290, a la Primera Parte del Quijote corresponden 181 azulejos, mientras que los restantes, 109 corresponden a la Segunda Parte.

La visita terminó en la Plaza de España en uno de los iconos de la ciudad, la estatua de Don Quijote y Sancho realizada por el escultor Marino Amaya, desde donde los asistentes conocieron la relación que Cervantes tuvo con la Orden Trinitaria, encargada en la época del escritor de llevar a cabo los rescates de cautivos en Argel.

Al final del recorrido, los asistentes manifestaron encontrarse gratamente sorprendidos por la cantidad de curiosidades y sorpresas de la ruta y comprobaron de primera mano la cantidad de elementos que vinculan la ciudad de Alcázar de San Juan con Miguel de Cervantes.

Sociedad Cervantina del Lugar de don Quijote

Alcázar de San Juan en la Red de Ciudades Cervantinas

Alcazar red ciudades cervantinas

Alcázar de San Juan. 09-11-2017.-  Ante la información aparecida ayer en la página oficial del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan con el título “Ciudades Cervantinas pide a Alcázar la renuncia de la partida de bautismo de Cervantes para formar parte de la red”, y a la afirmación de que “Ante esta respuesta, el equipo de Gobierno alcazareño revocará el acuerdo plenario -a propuesta del grupo popular- que aprobó la realización de los trámites para formar parte del citado organismo”, la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan quiere manifestar lo siguiente:

– El 6 de abril de 2017 se crea en Alcalá de Henares la Red de Ciudades Cervantinas por las siguientes ciudades: Madrid, Barcelona, Ciudad Real, Córdoba, Sevilla, Toledo, Valladolid, El Toboso, Esquivias, Argamasilla de Alba, Lisboa, Argel, Azul, Montevideo y Alcalá de Henares, con un Decálogo de intenciones asumidos por todos. Esta Red queda abierta a cuantas ciudades soliciten su ingreso y que además de asumir este Decálogo, demuestren su vinculación con la vida u obra de Cervantes y las actividades que hasta el momento se llevan a cabo.

– La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan solicita por carta a la alcaldesa de Alcázar de San Juan el 16 de junio de este mismo año “Que se tramite por el Pleno de este Ayuntamiento la adopción del acuerdo correspondiente que posibilite la inclusión de nuestra ciudad en la Red de Ciudades Cervantinas”, argumentando la gran vinculación de nuestra ciudad con la vida y obra de Cervantes. Copia de esta carta-solicitud se envió diez días después a todos los grupos políticos del Ayuntamiento para facilitar su estudio lo antes posible. Hasta el día de hoy no hemos recibido respuesta a nuestra carta.

– A instancias del Grupo Popular se acuerda en el Pleno de octubre iniciar los trámites para formar parte de la Red de Ciudades Cervantinas.

– Con anterioridad, a últimos del mes de agosto, el director de la Casa de Cultura había solicitado por correo electrónico al director de la Red de Ciudades Cervantinas información sobre los trámites a seguir para la incorporación a la Red. Al no recibir respuesta vuelve a insistir el 23 de octubre, recibiendo contestación el 31 de octubre. El director de la Red, José Manuel Lucía, pide que se les haga llegar una carta del Ayuntamiento solicitando la inclusión en la Red, aceptando el Decálogo, y un informe sobre la vinculación, los lugares cervantinos y las actividades cervantinas de Alcázar de San Juan, para que los miembros de la Red opinen sobre la inclusión en la Red.

– En esta carta del director de la Red, en la que se define como “como cervantista” (aunque nosotros consideramos que el señor Lucía es uno de los mayores especialistas actuales a nivel mundial, tanto en la vida como en la obra de Cervantes), “recomienda” que “todo lo referente a la falsa partida de bautismo se tratara como riqueza de la tradición cervantina en Alcázar de San Juan, que ha potenciado un movimiento cervantino en la ciudad, y no tanto como un hecho histórico”, dándonos el mismo tratamiento que en su día le otorgó a Argamasilla de Alba. No nos conviene olvidar, que el propio José Manuel Lucía Megías incluyó la partida de bautismo de Alcázar de San Juan, siendo comisario de la muestra Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1606-2016) en la Biblioteca Nacional de España. Este punto de vista es asumido por muchos cervantistas, y en ningún caso es pedir una renuncia a la partida de bautismo, al contrario, demuestra conocer muy bien nuestra tradición cervantina alcazareña a partir del descubrimiento en 1748 de la partida de bautismo de un niño, bautizado precisamente un nueve de noviembre como hoy. Tal es de fuerte nuestra tradición, que este niño fue el autor del Quijote, que durante unos años de la década de los treinta del pasado siglo XX nuestra ciudad cambió oficialmente su nombre por el de Alcázar de Cervantes.

– La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, considera que se han tergiversado interesadamente, por motivos políticos, la recomendación del señor Lucía y cuando acusan la propuesta del PP de “temeraria, imprudente y falta de seriedad”.  Repetimos aquí, que mucho antes de que el PP presentase la propuesta al Pleno, esta Sociedad Cervantina, ya había solicitado esta misma propuesta, estando argumentada en cada uno de los mismos puntos que ahora la Red solicita presentar.

– La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan solicita que se inicien los trámites aprobados por unanimidad en el Pleno de octubre, y se envíe al director de la Red los documentos e informes técnicos solicitados. Nuestra tradición cervantina, lugares cervantinos y la gran cantidad de actividades que alrededor de la vida y obra de Cervantes atesora nuestra ciudad así lo merecen. Si la Red no nos considera ciudad cervantina lo argumentará, siempre con respeto a lo que los demás piensen, tal y como podemos leer en su Decálogo: “3. Tres de las enseñanzas de Miguel de Cervantes serán ejes de su desarrollo comunitario: el diálogo, el respeto al otro y la voluntad de seguir avanzando en alcanzar sueños y objetivos” y “10. «Yo sé quien soy» afirma en un momento don Quijote, en diálogo con un vecino suyo, a quien respeta a pesar de las diferencias, y con voluntad de defender su identidad. Este «Yo sé quien soy» debe ser el lema de la Red de ciudades cervantinas para avanzar en el desarrollo sostenible gracias a las enseñanzas de Miguel de Cervantes”

¡¡Alcázar de San Juan sabe perfectamente quien es,  y, aunque con diferencias, siempre ha manifestado su identidad cervantina y quijotesca con respeto a los demás y así tenemos que seguir siendo!!

                               Junta Directiva de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Actos cervantinos a cargo de nuestros asociados

jorn

El próximo día 8 de noviembre a las 20:00 horas en la Casa del Hidalgo, Isabel Fernández de Casa de la Torre (El Toboso)  presentará la edición IV Centenario de la obra póstuma de Cervantes “Los trabajos de Persiles y Sigismunda” de Editorial Aache (Guadalajara).

Periles.jpg

Por otra parte, el día 9 de noviembre (día del bautizo del niño Miguel de Cervantes de Alcázar de San Juan) a las 20:00 horas, ofrecerá una conferencia titulada “Tierra de Montaragón,  Mancha de Montearagón y Mancha de Aragón: Alcázar de San Juan territorio cervantino”.

Estos actos están incluidos en la programación de las IV Jornadas Vino y Bautismo Qervantino que tendrán lugar entre los días 7 y 12 de noviembre en Alcázar de San Juan.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

 

Ruta guiada “Alcázar de Cervantes”

rac_1

Foto: manchainformacion.com

Ya está abierto el plazo para inscripciones que se pueden realizar en la Oficina de Información Turística, en la Plaza de España

Alcázar de San Juan, 04-11-2017.-  El día 9 de noviembre de 1558 se bautizó en la iglesia de Santa María la Mayor de Alcázar de San Juan, un niño llamado Miguel de Cervantes, según se acredita en la partida de bautismo guardada en el archivo parroquial.

Alrededor de esta efeméride y organizada por el Patronato de Cultura se celebran una serie de actos agrupados en las IV Jornadas Vino y Bautismo Qervantino que tendrán lugar desde el próximo 7 de noviembre hasta el domingo día 12.

rac_2.jpg

Colaborando con el Ayuntamiento de Alcázar, la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan va a coordinar la ruta guiada “Alcázar de Cervantes” que recorrerá los principales lugares de Alcázar de San Juan, que tienen relación con el escritor Miguel de Cervantes o con su obra. En esta ocasión tendrá lugar una primera edición el viernes 10 de noviembre a las 19:00 horas, y otra segunda el domingo 12 de noviembre a las 12:00 horas,  recordando a las personas que quieran tomar parte en ella que deben inscribirse cuanto antes en la Oficina de Turismo ya que las plazas son limitadas, llamando al teléfono 926 55 29 68.

rac_3.jpg

Foto: manchainformacion.com

La ruta discurre por los lugares que directa o indirectamente evocan aspectos de la vida de Cervantes, desde su bautismo hasta su enterramiento, pasando por su cautiverio y por su obra cumbre “El Ingenioso Hidalgo don Quijote de La Mancha”.

La visita que tiene un recorrido aproximado de unos 2 km, se prolongará por dos horas y durante la misma se recordarán los motivos por los que sigue viva la tradición cervantina alcazareña.

rac_4

Foto: manchainformacion.com

 

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Cervantes: Un hombre divertido

IND119216

 

Jesús Sánchez Sánchez.– Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Cuando nos hablan de Cervantes, la imagen que de él normalmente se nos viene a la mente  se  suele haber forjado en base a estas dos: la del famoso retrato falso de Juan de Jáuregui que está colgado en la Real Academia (pero que aparece en infinidad de sitios) y el de la estatua de la plaza de España de Madrid. En estas dos tiene la misma cara transfigurada, espiritual y trascendente que nos recuerda intensamente a la de don Miguel de Unamuno.

Dado que, además nos vienen diciendo desde nuestra más tierna infancia que Cervantes no sólo es un héroe de Lepanto y de Argel, sino que es el “Príncipe de los Ingenios”, que ha escrito libros llenos de sabiduría y que cada frase de ellos es una sentencia de validez universal que nos conecta con las más íntimas verdades de la vida, pues todo, cuando abrimos el libro, nos induce inexorablemente a imbuirnos en la idea de que estamos ante terreno casi sagrado; que debemos leerlo casi de rodillas; de leerlo casi con las manos juntas (ya veríamos cómo pasaríamos las  páginas…).

La ventaja de esta actitud es que, tras haber  leído el libro, lo tenemos fácil cuando alguien nos pregunte qué nos ha parecido. Lógicamente, como ya previamente partimos de que el libro es una obra maestra universal, nadie nos podrá nunca ninguna pega si decimos que nos ha parecido “fabuloso”, “increíble”, “magnífico” y “descomunal”.

Eso sí, por favor, que nadie nos pregunte si nos ha entretenido el libro y mucho menos preguntarnos si nos ha divertido.

Porque la pregunta podría casi ofender:  ¡Cuándo se ha visto que alguien se pueda reír con lo escrito con esa cara de Unamuno que tiene Cervantes, cara que podría estar perfectamente en esa otra fiesta que es el cuadro del entierro del Conde Orgaz. En definitiva, se podría oír esta respuesta: “Oiga: yo he leído con recogimiento y devoción una obra maestra, ¿qué se ha pensado? ¿Que vengo aquí a pasármelo bien…?”.

En fin, ocurre que nos han vendido una imagen de un  Cervantes heroico, tridentino y modelo de virtudes, al que casi tendríamos que acercarnos a su obra llenos de humildad y circunspección como quien se acerca al Libro del Génesis o al Nuevo Testamento.

Nada está más lejos de esto que el asunto Cervantes.  Olvídense de las genuflexiones ante el libro, de ponerse un velo en la cabeza, de poner –al leer a Cervantes- caras  de protomártires acercándose a la verdad revelada o de corderos semidegollados camino del reino de los justos.

Cervantes no es en absoluto nada de eso. Cervantes es un autor muy divertido, muy socarrón y muy entretenido  y muy progresista para su época.

¿Por qué se lo digo? Porque quienes se acerquen a un Cervantes oscuro, tétrico y moralista se van a aburrir como unos condenados.Quienes se acerquen a Cervantes con la información de que es una persona llena de humor y socarronería y que se trata de un hombre de modos suaves y elegantes en sus escritos, cuya lectura causa placer, deleite y entretenimiento,  pues tendrán una grata sorpresa.

Eso sí: leer a Cervantes causa un esfuerzo. Si ustedes leen un Cervantes adaptado perderán más del 50 % de toda la socarronería, ironía y doble sentido que está encerrado en el texto original. Y ahora viene lo malo: el texto original cuesta trabajo leerlo, porque es un castellano de hace 400 años. Esto es así. Por ello, lo que les recomiendo es leerlo en las recientes ediciones de Francisco Rico y la Real Academia que son fáciles de encontrar y están llenas de anotaciones a pie de página que hacen perfectamente inteligible y disfrutable el texto.

En un muy segundo término, cualquier lector puede encontrar aspectos moralizantes o instructivos en los textos de Cervantes. No hay duda. Pero eso es algo común a todos los autores del mundo. Veamos un ejemplo que muy poco tiene que ver con Cervantes ni en época ni lugar ni género. Todo lector de las Aventuras deSherlock Holmes, de Sir Arthur Conan Doyle, puede encontrar, a poco que se ponga, multitud de ideas, frases y sentencias de profundo interés humano. Sin embargo, el interés moralizante y de difusión de la ética del vivir no es el motivo que les llevan a escribir sus librosni a Conan Doyle ni a Cervantes.  Veamos otro ejemplo: no hay película del western donde no podamos encontrar ejemplificaciones de características humanas encomiables o repudiables. Sin embargo,  nadie dice que la finalidad los western es instruir y moralizar a la gente. Su realidad es que es una empresa comercial dedicada al entretenimiento. Cervantes – más o menos- también. Era un hombre muy parecido a todos los de su tiempo. Con sus luces y sus sombras. No perdamos la oportunidad de disfrutar de sus escritos cargándole el sambenito de autor serio, metafísico y trascendente. Cervantes era un hombre muy divertido que llevó una vida intensamente humana.

En Alcázar de San Juan, el hispanista Ciriaco Morón dio las claves sobre cómo entender el Quijote

cm0.jpg

El hispanista, humanista, filólogo y experto en Historia de las Ideas, Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2013, participó de la actividad “los Almuerzos con don Quijote” que regularmente organiza la Sociedad Cervantina Alcazareña 

Alcázar de San Juan, 24-10-2017.-El pasado sábado 21 de octubre la Sociedad Cervantina alcazareña recibía la visita de Ciriaco Morón Arroyo, quien después de visitar los molinos de la ciudad y la iglesia de San Francisco (orden con la que guarda una buena relación de amistad acrecentada a lo largo del tiempo) pasó unas horas de agradable conversación con los asociados, departiendo sobre  cómo leer y entender el Quijote.

Ciriaco Morón es natural de Pastrana (Guadalajara),  estudió filosofía en la Universidad Pontificia de Salamanca, se doctoró en Filosofía en la Universidad de Múnich y desempeñócátedras en Estados Unidos (Lenguas Romances en la Universidad de Pensilvania), y de Estudios Hispánicos y Literatura Comparada en la Universidad de Cornell (Estado de Nueva York) -donde es Catedrático Emérito de Estudios Hispánicos y Humanidades-;así como profesor invitado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).Es Doctor Honoris Causa en Letras Humanas por la Universidad de Saint Joseph de Filadelfia.

IMG-20171021-WA0045

Ha publicado un centenar de estudios, muchos de ellos traducidos a diversas lenguas, algunos de sus ensayos más interesantes son “Sentido y forma de la Celestina” (1974), “Nuevas meditaciones del Quijote” (1976), “Calderón, pensamiento y teatro” (1982), “El alma de España (Cien años de inseguridad)” (1996) -ya en su segunda edición, como una reflexión sobre la España del 98 (de ayer y de hoy)- “Las Humanidades en la era tecnológica” (1998) y “Para entender el Quijote” (2005) entre otras obras.Es además el traductor al español de los libros del profesor Benzion Netanyahu (1910-1012), colega en Cornell (1971-1978), sobre judíos y conversos españoles.

El profesor Morón Arroyo comentó que a lo largo de su vida ha tenido ocasión de hablar del Quijote ante diferentes auditorios, desde el breve discurso de 20 minutos en la apertura de curso en un Colegio Mayor, hasta las24 horas de clase de un semestre normal. También ha perdido la cuenta de las veces que ha leído el Quijote, pero estima que serán más de cien, citando de memoria –en el curso de la conversación- gran parte de la obra, que conoce bastante bien, como resultado de lecturas tan repetidas. Y es que, a su parecer, cualquier pregunta que se haga sobre el Quijote, aunque parezca irrelevante, es buena si nos estimula a una nueva lectura.

9788432135408Comentando la postergación actual de las humanidades en la enseñanza, nos dijo que en su opinión, si se cultivan con el debido rigor, son las materias más importantes de estudio. Los médicos o los arquitectos,dijo, pueden trabajar en sus respectivos temas durante 8 o 10 horas diarias; pero acabado su trabajo, siguen en la atmósfera de las humanidades, que investigan: a) la identidad personal; b) la identidad colectiva, desde la familia a la globalización, pasando por los nacionalismos; c) la comunicación (amor, timidez, hipocresía, etc.); d) el sentido de la vida, y e) la creatividad. Estos temas están con nosotros las 24 horas del día, al margen de la profesión que ejercemos.

Admira a Cervantes escritor porque desde el mismo prólogo del Quijote ya comienza a mostrar su genialidad y continúa a lo largo de todo el texto, tanto de la Primera como de la Segunda Parte, incluyendo técnicas narrativas y análisis de la escritura, que han dado actualidad a la obra a lo largo de los tiempos.

Curiosamente piensa que la obra comienza a tener un verdadero argumento a partir del capítulo 23 de la Primera Parte, y que el desenlace de los cueros de vino es una de las mejores aventuras con desenlace feliz para don Quijote, y que es de una genialidad extraordinaria, ya que la quimera del caballero horadando los pellejos de vino restaura a la princesa Micomicona en su reino, y al mismo tiempo, restaura a Dorotea, la esposa abandonada, al goce de su esposo, don Fernando (fusión genial de imaginación y realismo).

Hablando de su libro “Para entender el Quijote” dijo que ese estudio es ante todo una explicación del texto y tiene sentido situándolo entre dos lecturas del Quijote. Si el libro es útil, en la segunda lectura de la obra de Cervantes, el lector podrá comprobar si ve más y mejor contenido en la obra magistral.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

El hispanista Ciriaco Morón invitado por la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

 

Ciriaco 1

El sábado 21 de octubre visitará los recursos turísticos más importantes de nuestra ciudad y departirá con los asociados de la Cervantina Alcazareña sobre  lo que considera la lectura ideal del Quijote 

Alcázar de San Juan, 17-10-2017.-  Dentro de la actividad denominada “Almuerzos con don Quijote”, que regularmente organiza la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, está prevista para el próximo 21 de octubre, la asistencia de Ciriaco Morón Arroyo, humanista, filólogo y experto en Historia de las Ideas, Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2013, premio creado en 1987 por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) con el objeto de destacar la labor literaria o científica de personalidades cuya obra tenga una repercusión y dimensión humanística.

Natural de Pastrana (Guadalajara),  su trayectoria que reúne  los estudios de Teología, Gramática, Literatura e Historia del Arte en Salamanca, se doctoró en Filosofía en la Universidad de Múnich y desempeño cátedras en Estados Unidos  (Lenguas Romances en la Universidad de Pensilvania), y de Estudios Hispánicos en la Universidad de Cornell (Estado de Nueva York) -donde es Catedrático Emérito de Estudios Hispánicos y Literatura Comparada-; y sus trabajos, lo hicieron acreedor al Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2013, cuando ejercía como profesor invitado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).Es Doctor Honoris Causa en Letras Humanas por la Universidad de Saint Joseph de Filadelfia.

Ha publicado un centenar de estudios, muchos de ellos traducidos a diversas lenguas, algunos de sus ensayos más interesantes son “Sentido y forma de la Celestina” (1974),  “Nuevas meditaciones del Quijote” (1976), “Calderón, pensamiento y teatro” (1982), “El alma de España (Cien años de inseguridad)” (1996) -ya en su segunda edición, como una reflexión sobre la España del 98 (de ayer y de hoy)- “Las Humanidades en la era tecnológica” (1998) y “Para entender el Quijote” (2005) entre otras obras.

“Mi actividad ha sido aprender y enseñar a leer” ha dicho este experto en literatura española del Siglo de Oro, al que los “estudios concretos sobre textos, autores o corrientes culturales”, llevaron a “las preguntas básicas de las humanidades: en qué momento puedo decir conozco el Quijote, la obra de Cervantes o el romanticismo”.

Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan

Se publica el número 2 de la revista Cuatro Calles

unnamed

 

La revista cultural Cuatro Calles, de periodicidad trimestral y promovida por Editorial Ledoria, acaba de sacar a la calle su segundo número, donde se incluyen más de veinte artículos relacionados con la historia, la cultura, las tradiciones, los personajes o el patrimonio de la ciudad y provincia de Toledo. Una docena de autores han colaborado en esta nueva publicación que se presenta en una edición formato libro, de 106 páginas, al precio de cinco euros.

Entre las firmas de este número cabe señalar las del periodista Baltasar Magro, los académicos Ventura Leblic, Ramón Sánchez y Santiago Sastre, y los investigadores Emilio Corrochano, Noemí García Jiménez ó Alejandro Vega. Asimismo, se incluye una amplia entrevista con el historiador Ricardo Izquierdo Benito y una crítica de novedades editoriales a cargo de Fernando Pinilla.

En palabras de Jesús Muñoz, director de Ledoria:

El proyecto Cuatro calles es una revista cultural en formato de libro y carácter trimestral. Ahora la posición de editorial Ledoria está consolidada, somos un referente en nuestro entorno, un puerto y un altavoz para la cultura toledana, muy viva en este instante, pero muy circunscrita a ámbitos minoritarios. He conseguido implicar para que dirija este proyecto a Miguel Larriba (muy conocido y reconocido en la ciudad)  y a muchos autores, entre ellos gran parte de los miembros de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo para que colaboren con nosotros y mostremos aspectos inéditos o joyas escondidas en píldoras que sean amenas para el lector.

En cada entrega de Cuatro calles queremos introducir secciones fijas relacionadas con la Historia, con la Filología, la Arqueología, personajes toledanos relevantes y secciones más breves entre artículo y artículo de curiosidades y anécdotas, más reseñas de novedades editoriales, entrevistas, etc. También queremos contar en las primeras páginas con un autor de reconocido prestigio que aporte, a modo de editorial, un alegato por la cultura y el conocimiento. En los dos primeros números han colaborado Espido Freire y Baltasar Magro.

En fin, creemos firmemente que nuestra sociedad necesita cultura, cultivarse, y no dejarla en erial ni a la deriva, como parece que va, porque sólo la cultura y el conocimiento nos distancia de la barbarie y nos da libertad.

Nuestra generación tiene el deber de transmitir a las siguientes generaciones el legado que le ha sido transmitido. Esperamos contribuir con nuestro trabajo a ello.

 Ya a la venta en librerías y papelerías el número 2
de la revista CUATRO CALLES

SUMARIO

Firma invitada: Baltasar Magro

El aparcamiento del Corralillo de San Miguel

Más colinas que Roma

El peregrinar de los restos de Cisneros (Ventura Leblic)

Los toledanos consumían carne de ballena en el siglo XVI

Las aceñas de Daican (Noemí García Jiménez)

El castillo de San Cervantes

Entrevista a Ricardo Izquierdo Benito

Hachas prehistóricas  para empedrar las calles

La estatua de Cervantes: de Madrid a Zocodover

La vuelta de vacaciones

La Orden de Toledo (Jesús Muñoz)

Toponimia: «La Venta del alma» (Emilio Corrochano)

“Toledanos» del mundo: Pedro y Cristina Jarque

La Escuela de Arte y la RABACHT (Ramón Sánchez )

La romería de la Virgen de Piedraescrita (Dolores Pinto)

La primera imagen de… ¿Toledo?

Un McDonald en el Toledo del siglo XVIII (Miguel Larriba)

El imbécil Zorrilla

El parteluz de los sabios de la catedral  (Alejandro Vega)

Don Epifanio de la Azuela  (Antonio Martín Salamanca)

El autor y su obra (Roberto Jiménez Silva)

Rincón literario: Zapateado (Santiago Sastre)

Novedades editoriales

 

EDITORIAL LEDORIA

Miguel Larriba, director (tno. 603 57 26 14)
Jesús Muñoz, director de Ledoria (tno. 636 56 03 70)
o a través del correo electrónico: info@editorial-ledoria.com

image

Según un estudio del investigador Luis Miguel Román: DESCUBIERTO EL PARAJE DE LA PENITENCIA DE DON QUIJOTE EN SIERRA MORENA

 

Peña Penitencia

 

Hace más de cuatrocientos años, durante estos calurosos días del mes de Agosto, Cervantes llevaba a don Quijote y a Sancho Panza por mitad de Sierra Morena hasta un lugar donde don Quijote decide apearse de Rocinante y hacer su penitencia.

Este paraje cervantino ha sido descubierto recientemente por Luis M. Román Alhambra, investigador independiente del Quijote, dentro de sus trabajos de localización geográfica realizados siguiendo las aventuras que don Quijote y Sancho tienen en Sierra Morena, y que en el mes de Octubre, según nos afirma el autor, verán la luz en una nueva publicación suya con el título: “Las aventuras de don Quijote en Sierra Morena. Caminos y parajes reales en la ficción del Quijote”.

Desde que publicase “La venta cervantina de Sierra Morena y el lugar de don Quijote” (2012), donde identificó la venta donde se produce el manteo de Sancho Panza, la actual Venta de la Inés, al final del Valle de Alcudia, ha estado trabajando en la situación geográfica real de las aventuras que se producen cuando don Quijote y Sancho abandonan esta venta y se adentran por el antiguo Camino de la Plata por Sierra Morena. Aventuras creadas en la ficción del Quijote por la imaginación de Cervantes, utilizando, según Luis Miguel Román, los parajes conocidos por él mismo en sus numerosos viajes a Sevilla. Las aventuras de los ganados de ovejas, los encamisados, el batán, el yelmo de Mambrino, los galeotes, la mula muerta y el paraje final de la penitencia ya están marcados en el mapa real de esta zona, coincidiendo precisamente con el texto y la descripción que de ellos hace Cervantes, y que nunca antes se había hecho por esta zona.

Como indica el autor: “Localizar los parajes donde se encuentran con la mula muerta del Roto y donde elige don Quijote hacer su penitencia han sido los más complicados, ya que estas aventuras se producen fuera del camino real y por lo tanto muy difíciles de referenciar, llegando incluso a pensar que estas aventuras también eran una ficción geográfica, como muchos mantienen”.

 Parte de estas aventuras se acontecen dentro de lo que es ahora la finca privada de La Garganta, por lo que se necesita la autorización y el apoyo de su personal para acceder a su interior, como es precisamente el lugar que, este pasado diez de Agosto, descubrió en mitad de la formación montañosa de La Garganta y que coincide con las descripciones que Cervantes hace de este paraje como el lugar donde don Quijote se quedó haciendo penitencia a la espera de que Sancho Panza volviese de El Toboso con la contestación de Dulcinea a su carta.

Nos comenta el autor que impresiona ver como la topografía de esa parte de Sierra Morena coincide exactamente con lo descrito por Cervantes en el capítulo veinticinco de la primera parte: “Llegaron, en estas pláticas, al pie de una alta montaña, que, casi como peñón tajado, estaba sola entre otras muchas que la rodeaban. Corría por su falda un manso arroyuelo, y hacíase por toda su redondez un prado tan verde y vicioso, que daba contento a los ojos que le miraban”.

Este lugar se encuentra dentro de una excepcional  formación montañosa en forma de garganta por donde transcurre su arroyo. Y además encontró una singular peña, junto al arroyo, que muchos pintores, en su imaginación, han usado para ilustrar a don Quijote sobre ella meditando o dando volteretas.

Sin duda estamos ante un trabajo que dará mucho que hablar, pues no coincide con ninguna de las rutas oficiales, o de otros autores cervantinos,  propuestas hasta la fecha.

Parte de su trabajo ya ha sido publicado en su blog, como este último capítulo que se puede leer en:

https://alcazarlugardedonquijote.wordpress.com/

Luis Miguel Román Alhambra